Busquedas relacionadas: muletas de colores


Si tienes dudas, acude al especialista

Ortopedia infantil: ¿qué factores se deben tener en cuenta?

Si bien es cierto que la ortopedia puede ser fundamental para determinadas fases de recuperación según el caso, no siempre es fácil conseguir un dispositivo con el que el usuario se sienta completamente cómodo. Especialmente si se trata de un paciente de corta edad o adolescente. ¿Qué podemos hacer los adultos para ayudar a nuestros hijos a encontrar su ortopedia perfecta?

Durante la rehabilitación de extremidades inferiores, uno de los aparatos ortopédicos cuyo uso puede prescribirse es la muleta. Hay distintos tipos de muletas, pero en este artículo nos centraremos en las muletas canadienses, aquellas que tienen un apoyo en el antebrazo en lugar de en la axila.

Aunque lo ideal sería que un especialista en ortopedias nos ayudara a montar la nuestra, no es difícil si se trata de la muleta INDESmed. Aquí tienes algunos consejos que te vendrán bien para ayudar a tu hijo en esta nueva etapa:

- El mango debe estar a la altura de la muñeca del niño, encontrándose este de pie y con los brazos relajados junto a su cuerpo. Después, el mango deberá ser correctamente fijado para evitar desplazamientos mínimos que pueden ocasionar otros problemas.

- A la hora de armar la muleta, recuerda que el niño o la niña debería utilizar su calzado habitual. De este modo contribuirás a su adaptación al dispositivo, ya que no encontrará el mango a alturas distintas.

- Prevén los resbalones: aunque la contera de las muletas INDESmed es de caucho EPDM, que es antideslizante, poco podrán ayudar si las suelas de los zapatos del usuario son resbaladizas. También debe extremarse la precaución en los suelos muy pulidos o con hielo, hojas, u otros elementos que favorezcan el deslizamiento involuntario.

- Hay que tener en cuenta la principal misión de las muletas y partir de ella a la hora de enseñar al pequeño a utilizarla: evitar cargar con el peso corporal la pierna afectada. Recuérdale al niño que sólo con práctica podrá caminar con sus muletas; y convierte este hecho en una forma de motivación. La correcta toma de medidas minimizará las posibles complicaciones derivadas del uso; pero, en caso de que estas aparezcan, siempre hay que prestar mucha atención a cualquier dolor o entumecimiento y acudir a un especialista, ya que esto significa que se está haciendo un uso incorrecto de las muletas o que no hemos conseguido adaptarlas a la medida de los peques. Por ejemplo, si utilizáis cualquiera de los productos INDESmed, no debería aparecer dolor en la muñeca, ya que todos son ergonómicos y mantienen la posición natural de esta.



¡Comparte!