Visit our online shop: Muletas

Deporte adaptado o adaptar el deporte al uso de muletas

Las muletas INDESmed en el Nepal portugués


El deporte adaptado es la disciplina deportiva cuyas reglas han sido adaptadas para que pueda ser practicado por personas que tengan una discapacidad física, visual e intelectual... Pero, actualmente, hay una novedosa tendencia que es que en lugar de hacer algunas pruebas de deporte adaptado específicamente a esas discapacidades (a nosotros nos gusta hablar más de capacidades diferentes pues esa es la realidad), trata de adaptar dichas diferentes capacidades de las personas a una prueba diseñada, en principio, para todo tipo de deportistas. Aquí estaríamos incluyendo, por ejemplo, el uso de las muletas con prestaciones para la práctica deportiva también. Un buen ejemplo es la prueba de running trail, como la que hemos podido seguir estos días, realizada por Ignacio Fernández, en el denominado "Nepal portugués", en la Socalcos Trail Adventure 2019. Gracias al multideportista orensano I. Fernández, las muletas de aluminio INDESmed eran sometidas de nuevo a un test de esfuerzo y comportamiento, muy útil para comprobar, en condiciones extremas de uso, si responden a las necesarias soluciones aportadas para hacerlas recomendables por su confort al usuario. Esa experiencia del uso extremo de las muletas, es muy útil al ser trasladada a una utilización cotidiana en la vida diaria de otros usuarios de estas ayudas a la movilidad.

Así Ignacio nos señala su experiencia tras usar las muletas INDESmed, ¡por vez primera que sepamos en una prueba de running trail! en estas exigentes condiciones, durante más de 16 kms, nos indica: “La verdad es que muy bien, unas muletas muy ligeras y han aguantado estupendamente durante toda la prueba. Pensé que sería demasiado duro para ellas, con todas esas rocas, el suelo desigual, agua, etc... pero aguantaron sobradamente”

El propio Ignacio nos relata las dificultades de una prueba de running trail, para él..., y para sus muletas INDESmed: “La dureza no está en la distancia sino en las dificultades del recorrido. Las permanentes subidas casi verticales de más de 2 kms, sin dejar por un sólo momento de ascender, cruzar ríos, salvar más de 200 escalones... muchos obstáculos que te van cargando los músculos y te van agotando las reservas demasiado rápido. No es lo mismo que una carrera por asfalto llaneando, y menos con muletas..., sin quitar merito a esas carreras por supuesto...” señala.

Ignacio Fernández nos hace una exhaustiva descripción del uso de las muletas INDESmed en el deporte: “Mi experiencia en uso deportivo es que son excepcionales en cuanto a la ligereza. Es como si no llevaras nada, apenas notas su peso. Lo que me gusta tambien mucho es el ajuste a medida con precisión del antebrazo, y poder usar la cinta para mejorar la seguridad haciendo que no se caigan las muletas al suelo en el momento más inoportuno. Los tacos o conteras, me sorprendieron con el nuevo material GUMmed de TPU con el que INDESmed las equipa, aguantando mucho más de lo esperado. Se adaptan muy bien a las irregularidades del terreno, no deslizándose en el agua. En los entrenamientos..., les doy bastante caña, se llevan buenos golpes contra piedras y el terreno, y me llama la atención su resistencia la verdad. Me han sorprendido gratamente”



Biografía deportiva de Ignacio Fernández (en primera persona)


deporte

Ignacio Fernández Enríquez (Nigueiroá-Ourense, 14 Diciembre 1995) Multideportista que compite en Para-Badminton, Fútbol para Amputados, Trail running y proximamente en OCR (carrera de obstaculos)

"El deporte en mi vida siempre tuvo gran importancia desde pequeño, pero a los 11 años, un 18-03-2006 sufro un accidente agricola por el cual me tienen que amputar la extremidad inferior izquierda y sufro una necrosis femoral en la extremidad derecha. Tras muchos meses ingresado primero en la UCI y posteriormente en planta durante mucho tiempo, mis ganas por vivir habían ido in crescendo, pero es por medio del deporte como vuelvo a creer que la vida puede ser maravillosa y sólo es necesario ponerle ganas. A partir de ese momento tras varios meses, años de rehabilitación, paso de apenas mover ningún músculo debido a la atrofia muscular de tantos meses en la cama del hospital a comenzar a realizar cualquier tipo de actividad física que hacían mis amigos sin importarme las miradas de la gente. Así comencé a jugar a baloncesto en silla de ruedas mientras ellos lo hacían a pie, a fútbol de portero con la silla, a badminton en silla. Lo practicaba todo sin importarme nada con el afán de superarme y sentirme bien y realizado sabiendo que la minusvalía me había quitado unas cosas, pero me podría dar otras, como es esa enorme sensación al superarte a tí mismo y ser uno más. Uno más ya lo era como cualquier persona, pero en mi cabeza no lo pensaba así y tras superarlo, levantarme de una cama y practicar cualquier actividad o deporte, comencé con las muletas. 
Con las muletas empecé a jugar a fútbol, pasé de jugar de portero a manejar el balón, a conducirlo timidamemte al inicio, a pesar de tener luego dolores en las manos, al acabar un partidillo entre amigos, y al llegar a casa no soportar el dolor en la pierna, a conseguir poco a poco driblar a mis amigos, chutar el balón, correr con las muletas, recuperar balón..., en fin todo lo que mis amigos hacían, pero con muletas.
Y un día llegó la Selección. Un día llegó mi oportunidad de ir hacer unas pruebas con la Selección Española de Fútbol para Amputados al CAR de Sant Cugat a Barcelona donde fui bien recibido, y desde 2017 fuí seleccionado para todas y cada una de las concentraciones, amistosos, y el mayor logro, el Mundial de Fútbol para Amputados de México 2018, y con el afán de ser de nuevo convocado para el Europeo 2020 que se celebrará en Cracovia.

Otro deporte que ya practicaba durante mis años de adolescencia es el badminton. Apoyado por mi profesora de Educación Física, que desde el 2018 comencé a practicar en el club Athlos y en el nacional de Para-Badminton me hice con el subcampeonato.
Como todo comenzó con dificultades, con la dificultad de manejar una silla de ruedas junto a una raqueta, al principio necesitaba mas de dos manos ¡jaja!, pero poco a poco me fui adaptando, y dando mis primeros golpes, hasta conseguir hacerles frente a mis amigos, yo en silla y ellos con las dos piernas, y así hasta poder practicarlo en un club.

Mi más reciente camino en el deporte es la práctica de Trail Running. Una disciplina muy conocida en Galicia, que combina la velocidad de las carreras, con una gran técnica a la hora de hacer dicho trail. El dominio de las muletas debe ser ejemplar, ya que el trazado pasa de bajadas escalofriantes a subidas terroríficas, de pasar por senderos llenos de fango, a cruzar ríos por troncos de arboles, por el agua... a subidas totalmemte verticales a pulso, y todo ello durante muchos kms, 16'5 exactamente fui mi primer trail en el municipio de Bande, 16 kms en los cuales gasté mas de 6 pares de tacos debido al trazado, a rocas con salientes cortantes, a senderos llenos de piedras, y a todos los ingredientes que pone la naturaleza en estas pruebas. Tras la V edición del trail de Bande participé en la II edición del Trail Asaltamonted de Xunqueira de Ambía y el 1 de Septiembre seguiré en nuestro país vecino Portugal en Sistelo, Socalcos Trail Adventure. Además posteriormente participaré en la Wolf Survival Race Chantada los días 21-22 de Septiembre, una carrera llena de obstáculos.


muletas


Sobre todo en este deporte las muletas son un gran apoyo para mí, son una prolongación de mis extremidades, por ello necesito las mejores, y para mí las mejores son las muletas INDESmed, que me proporcionan su ligereza que tras tantos kilómetros, tras tantos golpes y la propia amortiguación que ejercen en el cuerpo, se nota respecto a otras muletas convencionales que pesan mucho más. Éstas INDESmed me permiten recorrer los mismos kilómetros pero con los músculos más relajados o menos tensos, ya que la dificultad y exigencia es máxima. Además de su apoyo cómodo de las palmas de las manos, su sujección del antebrazo con la cinta, me proporciona la seguridad de saber que aunque me moje las manos o haya un mal apoyo y me caiga, mis muletas seguirán a mi lado, y no tendré que ir a buscarlas al fondo de un terraplén, pudiendo continuar mi marcha. Este detalle se agradece mucho cuando estás en pleno esfuerzo especialmente"